Historia de la República Checa

Historia de la República Checa

La historia de la República Checa comienza en el siglo V, cuando los ávaros atacan el territorio checo. Se da una sucesión de dominaciones, hasta que en el siglo XX, se separan los checos de los eslovacos, constituyéndose la República Checa en el año 1993.

La historia de la República Checa comienza en los siglos V y VI, cuando los ávaros atacan territorio checo y permanecen hasta que sufrieron la derrota a manos del príncipe franco Samo, que conforma el Gran Imperio Moravo (830-906 dC), que abarca el oeste de Eslovaquia, Bohemia, Silesia, y el este de Alemania, sureste de Polonia y norte de Hungría.

A fines del siglo IX, los checos forman el segundo imperio eslavo, con las regiones polacas del Vístula y la Panonia húngara, la Gran Moravia. En este siglo se introduce el cristianismo.

En la década de 870, el príncipe Borivoj constryó el castillo de Praga, que sería el principal asentamiento de la dinastía premíslida. En el 950, el rey alemán Otón I, conquistó la Bohemia incorporándola al Sacro Imperio Romano Germánico.

El Papa garantizó el derecho a gobernar al príncipe Premysl Otakar I en el 1212. Su hijo y sucesor Otakar II, reclamó el derecho a gobernar, pero la corona imperial se le otorgó a Carlos IV. Esta fue una época de esplendor, y Praga se convirtió en una de las principales ciudades europeas.

Entre el siglo XIV y XV, se da la revolución husita, fue un movimiento reformista de la iglesia liderado por el checo Jan Zizkacon influencia de Jan Hus. Por su lucha contra la simonía y el abuso de la jerarquía, fue condenado por herejía y quemado en la hoguera, vivo.

Los husitas se extendieron por toda Europa, amenazando el poder católico. En 1420 defendieron Praga de la primera cruzada promovida por el Papa.

Los Habsburgo (dinastía católica) se apoderaron del reino en 1526. En mayo de 1628, dos consejeros Habsburgo fueron lanzados por una ventana del castillo de Praga, en protesta contra la falta de garantías religiosas. Este hecho desencadenó la Guerra de los Treinta Años.

En el siglo XIX, se dan las primeras manifestaciones nacionalistas en Bohemia y Moravia. En 1848, los checos se suman a las revoluciones que asolaron Europa. Praga fue la primera ciudad del imperio austro-húngaro, en apoyar la reforma.

Historia de la República Checa en el siglo XX:

Durante la Primera Guerra Mundial, se unen los checos y los eslovacos para proclamar en Praga en octubre de 1918, la República de Checoslovaquia. En los comienzos tuvo un desarrollo industrial importante, pero con la crisis mundial de 1929. Se producen entonces inestabilidades internas, que se suman a brotes de agitación, donde los alemanes de Bohemia (casi tres millones) se unen a los nazis.

Hitler se anexó los Sudetes en 1938, y el país se dividió, Eslovaquia se sumó al Reich, y los checos se aprontaron para la guerra. Muchos intelectuales checos fueron ejecutados, y la resistencia disminuyó drásticamente. A pesar de ello, Bohemia y Moravia sufrieron escasos daños materiales.

El 5 de mayo de 1945, la población de Praga se levantó contra los alemanes, mientras el Ejército Rojo se acercaba por el este. Pero el 8 de mayo consiguieron la retirada de los nazis, en un momento de triunfo para la historia de la República Checa.

Checoslovaquia integró un estado independiente bajo dominio de la Unión Soviética. Para consolidar la identidad cultural decidieron deportar a un gran número de habitantes alemanes y húngaros.

En 1946, ganó el comunismo. En la década de 1950, sufrieron la dureza del régimen comunista.

Durante la Primavera de Praga de 1968, se da una apretura, buscando una progresiva liberalización. La Unión Soviética respondió con una invasión de tropas del Pacto de Varsovia, en el 20-21 de agosto. El presidente Dubcek fue reemplazado y deportado al departamento de bosques de Eslovaquia. Al mismo tiempo, fueron despedidos miles de funcionarios y expulsados.

Tras la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, el 17 de noviembre, se produjo una manifestación que fue reprimida y dio origen a enfrentamientos de grupos liderados por Václav Havel. (esto se conoce como la Revolución de Terciopelo) El 3 de diciembre se firma la dimisión de las autoridades y se constituye un gobierno de entendimiento nacional, con minoría comunista. Havel es electo presidente y Alexander Dubcek es nombrado portavoz de la Asamblea Nacional.

Historia de la República ChecaHistoria de la República Checa

El 1 de enero de 1993, deja de existir Checoslovaquia, y Praga se convierte en la capital de la nueva República Checa, siendo Václav Havel, electo como el primer presidente.

La severa política que se tomó desde entonces, permitió el desarrollo económico e industrial. Pero todo este progreso viene acompañado de una creciente criminalidad, escasez de vivienda, red sanitaria deteriorada, y una polución importante.

República Checa se consolidó como estado independiente en el año 1993 y se incorporó a la Unión Europea en el 2004. Es uno de los países que muestra mayores índices de crecimiento económico y se ha consolidado gracias a su industria y su agricultura.
Calificación:
Recomendamos Leer

República Checa se consolidó como estado independiente en el año 1993 y se...

República Checa se consolidó como estado independiente...
La República Checa cuenta con una tradición científica...
El becherovka es la bebida típica checa. Se fabrica en...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse