República Checa

República Checa

República Checa se consolidó como estado independiente en el año 1993 y se incorporó a la Unión Europea en el 2004. Es uno de los países que muestra mayores índices de crecimiento económico y se ha consolidado gracias a su industria y su agricultura.

La República Checa se ha convertido en uno de los destinos más visitados dentro de Europa por ser un país que posee una gran cantidad de bellezas naturales y una ciudad increíble como Praga.

Está ubicada en Europa central y sus fronteras limitan con Polonia al norte, con Eslovaquia hacia el este, con Austria al sur, y hacia el oeste con Alemania, Polonia, Eslovaquia y Hungría.

La gran mayoría de sus habitantes son oriundos del país y hablan su idioma tradicional, el idioma Checo que proviene de las lenguas Eslavas.

En enero de 1993 se convirtió en un estado independiente tras la desintegración de la antigua Checoslovaquia, de donde surgieron las dos nuevas naciones independientes de la República Checa y Eslovaquia, tal como lo eran hasta 1918 cuando se juntaron.

El nuevo estado independiente comenzó a gestionar su ingreso a la Unión Europea en el año 1996, y en el 2004 finalmente se concreta su ingreso y desde ese momento el país se ha desarrollado y crecido a un gran ritmo.

República ChecaRepública Checa

Fruto de ese crecimiento constante es que hoy en día es reconocido como uno de los países que tiene una de las economías más estables y con mayores índices de desarrollo de todos los antiguos países de la Europa socialista.

El principal motor de su economía ha sido desde siempre su industria, donde se destaca la producción de automóviles, maquinaria e instrumental técnico de alta tecnología.

El país tiene grandes avances en cuanto a la agricultura y se cosecha sobre todo el maíz, remolacha azucarera, patatas, cereales, trigo, cebada y centeno.

Al igual que Alemania, República Checa es famosa a nivel mundial por la producción de cerveza de gran calidad que se exporta a toda Europa y sus principales marcas son muy codiciadas, sobre todo la que se produce en la ciudad de Pilsen, reconocida desde hace varios siglos.

Además de la zona cervecera, el país posee más de 900 manantiales naturales de aguas minerales, una cifra que lo convierte en récord mundial.

Algunos datos interesantes de la República Checa

Tiene una superficie de 79000 km² y una población total de 10.3 millones de habitantes.

La moneda del país es la corona checa pero desde su ingreso a la Unión Europea todo se puede adquirir en euros, desde el alojamiento, el transporte, la comida, los principales servicios, etc.

Es un país con un altísimo índice de alfabetización, alcanzando al 99% de la población.

El promedio de hijos por mujer es muy bajo, con un promedio de 1.22 por lo que la población se reduce un 0.07% cada año.

Desde la época de Checoslovaquia es un país que siempre se destacó en varios deportes. Ha obtenido varias medallas olímpicas y también excelentes resultados en los campeonatos europeos de sus deportes más populares como el hockey sobre hielo, el fútbol y el básquetbol.

La República Checa cuenta con una tradición científica importante. Ya desde el siglo XIX, sus científicos importantes aportaron sus investigaciones y patentes a la sociedad. Cuentan con un Premio Novel, Jaroslav Heyrovsky. También el inventor de las lentes de hidrogel, base de las actuales lentes de contacto.
Calificación:
Recomendamos Leer

La capital de la República Checa es Praga, situada en la región de Bohemia,...

La República Checa cuenta con una tradición científica...
El becherovka es la bebida típica checa. Se fabrica en...
La capital de la República Checa es Praga, situada en la...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse